7

Título: El Ring (The Ring)
Año:
1927
Guión:
Alfred Hitchcock.
Producción:
British International Pictures.
Reparto:
Carl Brisson, Lillian Hall-Davis, Ian Hunter, Forrester Harvey.

Argumento

"One Round" Jack y Bob son dos boxeadores enamorados de la misma mujer, Nelly. Jack está prometido con Nelly, pero ella empezará a sentirse atraída por Bob haciendo que las tensiones entre ambos combatientes vayan en aumento.

Comentario

Considerada por el director como el "segundo Hitchcock" de su carrera, El Ring es junto a El Enemigo de las Rubias la única película de su etapa muda que ha gozado siempre de gran reputación (en gran parte porque la versión muda de La Muchacha de Londres ha estado olvidada durante años en favor de su versión muda). Y aunque se trata de un Hitchcock menor, y en mi opinión bastante por debajo de El Enemigo de las Rubias y la versión muda de La Muchacha de Londres, su reputación es comprensible. Pese a que la historia que explica no es especialmente interesante, a nivel técnico y de lenguaje cinematográfico se trata de una obra muy trabajada y rica en ideas para ser obra de un cineasta que aún estaba empezando.

Además El Ring ostenta el curioso mérito de ser la única obra de su carrera cuyo guión está acreditado únicamente a Hitchcock basado en una idea suya. Aunque seguramente fue ayudado por algunos otros escritores y su esposa, el hecho de que sea una obra original sin duda responde a la insatisfacción que sentía el director tras haber tenido que depender en sus films anteriores de adaptaciones de obras que no le gustaban.

Esto viene justificado en gran parte por ser la primera película que Hitchcock realizó para la British International Pictures después de haber debutado de la mano de la compañía de Michael Balcon. El estudio decidió mimar a su nueva adquisición en la que iba a ser la primera película de la compañía y no solo le dieron libertad para desarrollar una idea propia sino que le facilitaron un presupuesto muy holgado, que permitió la construcción de la feria que se ve al inicio del film.

La base de la que partió el director era ambientar un film en el mundo del boxeo, y para ello se sirvió del clásico triángulo amoroso, en que un boxeador contempla como un campeón pugilístico coquetea con su esposa y ambiciona enfrentarse a él en un combate para recuperarla. Resultó bastante audaz por parte de Hitchcock intuir que el boxeo era un deporte muy cinematográfico (algo que la historia del cine ha reafirmado a lo largo de los años).

Aparte de los aspectos técnicos que mencionaré más adelante, el film destaca por estar nutrido de numerosos pequeños detalles que tanto le gustaban a Hitchcock. Desde gags excéntricos como la boda en que las siamesas se pelean por decidir donde sentarse y un hombre gigante viene acompañado de un enano, a detalles más simbólicos que el propio director destacó en su entrevista con Truffaut, como esas copas de champagne que Jack ofrece a sus invitados para celebrar su victoria cuyas burbujas desaparecen a causa de que están esperando a su esposa (que está con Bob), indicando que ha pasado el momento festivo.

No obstante el símbolo más destacado es el brazalete que Bob le regala a Mabel, un símbolo del galanteo que está iniciando con la joven. Por ello, ésta intenta ocultárselo a su marido sintiéndose culpable, y cuando éste lo descubre se lo toma como un regalo inocente que intenta transformar en un símbolo de su compromiso, haciendo que se lo ponga en otro brazo como anillo. Aún así, después ella se lo cambia secretamente de brazo volviendo a usarlo como brazalete, dando a entender que sigue pensando en Bob. Finalmente, cuando vuelve a Jack renuncia también al brazalete.

Otro detalle tiene lugar cuando le pide a la adivina que le lea la fortuna y le habla de un hombre alto que entrará en su vida, representado por la carta del rey de diamantes. Cuando Jack irrumpe pretendiendo ser él el hombre de su vida que le dará la felicidad, Mabel asiente pero acaricia al mismo tiempo la carta del rey de diamantes, que representa a ese desconocido del que se ha enamorado.

A nivel técnico, El Ring es seguramente su película muda más deudora de sus referentes europeos, especialmente el cine alemán y el soviético. El inicio por ejemplo parece sacado directamente de un film soviético, con ese montaje de diversos elementos de la feria (las atracciones, los rostros de las personas), incluyendo algún plano muy llamativo como uno subjetivo de una persona columpiándose o el rostro de Mabel destacando sobre el resto de la multitud a ojos de Bob.
Otro ejemplo muy destacable es el momento en que, durante la escena del combate final, Hitchcock muestra visualmente el golpe que recibe uno de ellos con un montaje rápido de imágenes distorsionadas simulando su estado de semiinconsciencia. Aunque es un efecto que hoy día no nos parece muy original, en su momento debió parecer muy audaz.

Algunas de las escenas de boxeo también se sirven de elementos técnicos importados de su aprendizaje alemán a la hora de hacer trucajes. Resulta llamativo además el primer combate filmado desde el punto de vista de Mabel, no permitiendo al espectador ver de cerca lo que sucede y dejando para el final las imágenes del gran enfrentamiento entre Jack y Bob.

Gran mérito de estos momentos recae no sólo en Hitchcock sino en el hábil director de fotografía Jack Cox en su primera colaboración juntos. Ambos sintonizaron enseguida e iniciaron una relación profesional que duró hasta el final de la etapa británica del realizador. Cox era un excelente director de fotografía que estaba a la altura de los retos y experimentos que Hitchcock le proponía, tal y como ya se intuye en esta obra.

Del reparto cabe destacar la presencia en un papel secundario de Gordon Harker encarnando al entrenador de Jack. Harker era el encargado de dar a la obra ese contrapunto cómico que tanto le gustaba a Hitchcock, quien no dudó en otorgarle el protagonismo en algunas escenas como la de la boda. Así mismo en el primer combate optó por centrarse en él para a dar a entender que Bob era el primer rival imbatible de Jack: cada vez que un aspirante sube al ring, el entrenador aguanta su chaqueta con cara de aburrimiento sabiendo que no durará más que unos segundos, pero cuando Bob irrumpe en el ring descubre sorprendido que el combate se prolonga (de hecho cuando utilizan el cartel de segundo round puede verse que está nuevo, es decir que nunca se ha usado). Hitchcock quedó tan satisfecho con él que volvería a emplearle en otras obras posteriores. También repetirían con él Lillian Hall-Davis en el destacado papel de la criada de La Mujer del Granjero y Carl Brisson como coprotagonista de El Hombre de Man.

El Ring fue en su momento todo un éxito de crítica, llegando a ser considerado por los críticos más entusiastas como una obra maestra. No es de extrañar si se tiene en cuenta que a nivel de factura técnica y visual era todo un hito dentro de la cinematografía británica - que se hallaba bastante por detrás de la de otros países europeos como Alemania, Francia o la URSS.
No obstante, a nivel de público no funcionó tan bien. Quizá la ausencia de un protagonista y antagonista fuertes tuviera algo que ver, ya que es un film en que Hitchcock no toma partido directamente por Jack ni tampoco muestra a Bob como un villano. En todo caso sirvió para reafirmar su reputación como uno de los cineastas ingleses más audaces del momento y se convirtió en el gran clásico de su época muda solo por detrás de El Enemigo de las Rubias.

Volver a Filmografía Volver a Inicio