5,5

Título: Ricos y Extraños / Lo Mejor es lo Malo Conocido (Rich and Strange)
Año:
1931
Guión:
Alfred Hitchcock, Alma Reville y Val Valentine, basado en la novela de Dale Collins.
Producción:
British International Pictures.
Reparto:
Henry Kendall, Joan Barry, Percy Marmont, Elsie Randolph.

Argumento

Fred y Emily Hill son un aburrido matrimonio cuyas vidas cambian cuando reciben una importante herencia que deciden emplear en efectuar un viaje por el mundo.

Reseña

Lo Mejor Es lo Malo Conocido es una película extraña dentro de la carrera de Hitchcock. El film indudablemente no parece suyo y resulta muy irregular, pero a diferencia de otras películas menores de esa época, ésta se trataba de una obra 100% suya. La idea inicial era de él y su mujer Alma Reville (aunque luego se basaron en la novela de Dale Collins como punto de partida), y Hitchcock supervisó el film cuidadosamente desde la preproducción hasta el resultado final. Por tanto, se trataba de un film indudablemente suyo, y sin embargo no encaja al lado de sus otras obras.

La idea de Hitchcock era realizar un film en que una aburrida pareja realizara un viaje en barco por tierras exóticas que le hiciera descubrir la realidad del mundo más allá de su pequeño hogar. La idea no está mal pero el resultado final da la sensación de que Hithcock más bien tenía una serie de escenas o sketches sueltos a los que luego les añadió la clásica trama de triángulo amoroso (en este caso doble). Aun perdonándole la pobre estructura dramática, lo malo es que los pequeños sketches tampoco son nada del otro mundo, y ahí es donde falla la película.

 

El inicio remite directamente a una comedia muda al basarse en gags visuales sin uso de diálogos. Vemos a Fred en su oficina y luego sufriendo una serie de problemas cotidianos: mientras todos los empleados salen ordenadamente abriendo el paraguas al mismo tiempo, él destaca porque el suyo no se le abre; en el metro no tiene donde agarrarse, etc.

Una vez se inicia el viaje, la primera parte son pequeños gags sueltos que vienen precedidos por breves rótulos explicativos (un atisbo de la era del cine mudo que aún por entonces quedaba muy cercana). En general son sketches más bien simpáticos pero no especialmente ingeniosos. Se puede destacar a modo de ejemplo uno en que se les ve sentados en un lujoso teatro de París preparados para ver lo que en apariencia debería ser un espectáculo de categoría y luego acaba siendo un show de vodevil.

 

El viaje en barco acaba apartando el film del terreno más ligero y coquetea con el drama cuando la relación de Fred y Emily empieza a resquebrajarse: ella se ha enamorado del maduro y honesto Capitán Gordon; él de una mujer que se hace llamar princesa pero que en realidad es una buscavidas. Pero la forma como Hitchcock trata esta doble trama es demasiado insípida, de forma que el espectador difícilmente puede empatizar con los personajes.

Es en el tramo final cuando el film adquiere algo de interés al naufragar el barco en que viaja la pareja y ser rescatados por un pequeño barco chino. Ahí viven una serie de episodios que les hace enfrentarse a otra forma de entender la vida. Cuando uno de los chinos queda atrapado por una cuerda y se ahoga en el mar, el resto de marineros se lo quedan mirando en lugar de salvarle. Más adelante les sirven una comida deliciosa que luego descubren que en realidad es el gato que habían salvado de su barco, lo cual les provoca náuseas. Finalmente, una mujer da a luz y los marineros remojan al recién nacido ante la consternación de Emily, que teme que eso le haga daño al bebé. Estas pequeñas escenas no buscan ya el tono humorístico de la primera parte del film sino mostrar pequeños hechos curiosos que mueven a reflexionar a los personajes sobre su concepción de la vida y las convenciones típicas occidentales. Vistas hoy día quizás puedan parecer algo inocentes, como si más que profundizar en la forma de ser oriental para confrontarla a la occidental no fuera más que la visión algo tópica que tienen los occidentales de la civilización china. Pero es que precisamente no deja de ser eso, y cabe decir que en aquella época muy pocas películas occidentales conseguían dar una visión certera y profundizada del mundo oriental.

En definitiva, el viaje les hace ver el mundo de otra forma al verse enfrentados a situaciones de peligro extremo como el naufragio o el episodio del barco chino en que se sorprenden al ver una filosofía y forma de ser radicalmente diferentes a la suya. Pero también les enfrenta a su propia relación, ya que le permite a Emily ver a Fred como lo ve el resto del mundo: como un hombre infantil que se cree muy inteligente, y no como ella lo veía antes, es decir, como una persona muy superior a ella.
Cuando regresan al hogar y a las discusiones diarias lo hacen por tanto con una nueva mentalidad. Sigue siendo un mundo pequeño, rutinario y aburrido, pero es su mundo pequeño, rutinario y aburrido.

¿Cuál es por tanto el problema de Lo Mejor Es Lo Malo Conocido si se trata de una obra que Hitchcock desarrolló con total libertad? En primer lugar, aunque la idea y el guión fueran suyos tuvo algunos problemas durante el rodaje que repercutieron en el resultado final. Por ejemplo, Hitchcock planeaba rodar la película en escenarios exóticos reales, lo que le daría mayor realismo y credibilidad, pero la British Internacional Pictures se negó en redondo. En consecuencia, se filmó en estudio y algunos exteriores de Inglaterra que de ningún modo podían recrear los exóticos países que visita la pareja o el bullicioso París. Eso, por supuesto, provocó que la película quedara algo pobre.

También se puede argumentar que la pareja protagonista no eran actores que pudieran sacar adelante una película al no ser estrellas, y aunque es cierto que no son muy carismáticos, ambos hacen una buena interpretación y su relación queda creíble en la pantalla.

Por otro lado, hay escenas del film que han desaparecido y nos hacen sospechar que el film tuvo que ser recortado. Hay una que Hitchcock menciona a Truffaut en que una pareja se está bañando (no aclara si son Fred y Emily o Fred y la princesa) y ella le reta a que bucee por debajo de sus piernas. Fred acepta el reto y vemos cómo, cuando pasa por sus piernas, ella las cierra y le deja aprisionado. Fred comienza a ahogarse y en el último momento ella le libera para que salga a la superficie. Éste entonces se queja de que casi le mata, a lo que ella responde: "¿No habría sido una muerte maravillosa?".

También hay otra escena muy llamativa que Hitchcock le mencionó a Peter Bogdanovich en que la pareja, al final de la película, acude a ver al propio Hitchcock y le cuentan sus aventuras, pero éste afirma que no se puede hacer una película con lo que le han explicado porque no habría nadie que se creyera eso. Es una pena que fuera suprimida porque habría sido no solo un guiño muy divertido sino el único cameo de Hitchcock en una película suya en que tuviera diálogo.

En definitiva, podemos concluir que Lo Mejor Es Lo Malo Conocido es un film de buenas ideas e intenciones que no acaba de funcionar. Es, en otras palabras, una muestra de cómo Hitchcock en aquella época estaba acabando de perfeccionar su estilo, y debería entenderse como lo que es: un film de juventud que le sirvió de aprendizaje para experimentar con nuevas ideas. El resultado final no es muy reseñable salvo como curiosidad, pero todos los grandes cineastas tienen obras primerizas en las que intentaban poner a prueba sus límites o experimentar con nuevas ideas. En el caso de Hitchcock ésta sería una de ellas.

Volver a Filmografía Volver a Inicio