3

Título: Elstree Calling
Año: 1930
Dirección: André Charlot, Jack Hulbert, Paul Murray y Alfred Hitchcock.
Guión: Adrian Brunel, Walter C. Mycroft y Val Valentine.
Producción: British International Pictures.
Reparto: John Longden, Donald Canthrop, Anna May Wong, Will Fyffe, Lily Morris, Teddy Brown.

Argumento

El film consiste en 19 sketches cómicos y musicales que tienen como hilo conductor a un presentador que anuncia buena parte de los números y a un hombre que intenta sintonizar la emisión desde su televisor.

Comentario

Elstree Calling es una de esas obras que hoy día solo recordarán los mayores fanáticos de Hitchcock, y de una forma muy circunstancial, ya que su contribución a la misma es mínima. La idea de dicho film era hacer una versión británica de las revistas musicales que se pusieron tan moda en Hollywood con la llegada del sonoro. Este tipo de películas no tenían ningún hilo argumental sino que mostraban diversos sketches en que los artistas de vodevil más reputados del momento interpretaban sus números cómicos y musicales.

En el caso que nos ocupa, Elstree Calling parte del inconveniente de no contar con los generosos presupuestos de sus equivalentes hollywoodienses, en que se podían esconder sus carencias fílmicas con una puesta en escena más lujosa. En consecuencia, resulta una película que no aporta mucho tanto a nivel de forma como de contenido. Solo algunos detalles la dotan de cierto interés en momentos puntuales, como el uso de un primitivo televisor siendo una película del año 1930 o un fragmento musical coloreado.

En lo que respecta a la participación de Hitchcock en el film, fue más bien anecdótica y por encargo, tal y como se deduce por el hecho de que en sus entrevistas con Truffaut no quisiera ni hablar de la película. Lo que él filmó fueron los segmentos que hacen de vínculo entre sketches en que un hombre intenta sintonizar el televisor, un pequeño gag muy hitchcockiano en que una pareja es disparada por un marido celoso que en realidad se ha equivocado de casa, unos sketches recurrentes en que un hombre intenta en vano recitar un monólogo de Shakespeare y una parodia de La Fierecilla Domada que acaba con una guerra de tartas (no es lo que entendemos por sofisticado humor inglés), y que tiene como única curiosidad la participación de la célebre actriz Anna May Wong - durante el film podemos ver también dos rostros habituales del cine de Hitchcock que acababan de colaborar con él en La Muchacha de Londres (1929): Donald Calthrop y John Longden.

Los pequeños gags cómicos son simpáticos pero no de una gran calidad, y en todo caso queda fuera de duda que Hitchcock no se implicó más allá de filmar lo que le pidieron, ya que no se puede ver su mano en ninguna parte.

Prescindible y floja.

Volver a Filmografía Volver a Inicio